ROBOTS AGRÍCOLAS. QUÉ SON Y EJEMPLOS DE LA AGRICULTURA ROBÓTICA 4.0

Definimos a un robot agrícola como a una máquina o dispositivo robotizado destinado a desempeñar trabajos dentro del sector agrícola. Tradicionalmente se han venido usando robots durante el proceso de manufactura de los productos, pero desde hace un par de décadas, se están investigando soluciones innovadoras para la denominada agricultura 4.0.

Para qué sirve la robótica agrícola

El principal objetivo de los robots agrícolas es aumentar la productividad de las cosechas y su optimización, del mismo modo que reducir los costes de producción y el impacto medioambiental sobre el entorno.

Ejemplos de robots agrícolas 2020

A continuación enumeramos los robots agrícolas que destacan por ser innovadores en su campo de trabajo.

Robot Angus cosecha verduras de manera sostenible

Un exingeniero de Google ha patentado un robot que pretende revolucionar los invernaderos. Por medio de Angus ha desarrollado un proceso de cosecha centrado en un modelo sostenible y ecológico.

el robot Angus es un robot destinado a la agricultura

El robot minimiza y gestiona los recursos hídricos que se emplean por medio de un sistema hidropónico automatizado

Características de los robots agrícolas

Uno de los aspectos fundamentales de estas máquinas automatizadas es que son robots colaborativos capaces de adaptarse tanto al entorno como a los objetos que le rodean. Prácticamente en su totalidad son robots industriales autónomos en sus procesos y en sus desplazamientos.

Los hay que son para trabajar en el exterior y los de interior, así como robots para trabajar desde el aire y desde el propio terreno. Habitualmente suelen incorporar otras tecnologías, como puede ser el caso de la Inteligencia Artificial y la Visión Artificial.

Historia y evolución de los robots agrícolas

Tradicionalmente han sido máquinas que se han encargado de realizar labores automatizadas muy elementales, como puede ser el regadío de los cultivos y las fumigaciones. Uno de estos robots pioneros fue un dispositivo robotizado llamado Fitorobot que tuvo una gran acogida en el sector. Fue creado a comienzos del s. XXI por la EBT almeriense de Cadia y se utilizaba para trabajar en los invernaderos. Principalmente se dedicaba a pulverizar con fitosanitarios o como apoyo en los trabajos de logística y almacenamiento de material en su entorno de trabajo.

Futuro de los robots en la agricultura

En la actualidad, y según la Federación Internacional de Robots (IFR), el vertiginoso desarrollo e investigación de los robots agrícolas le ha llevado a ser el segundo tipo de robot más vendido del mercado. Los más vendidos según dicho estudio, son los robots destinados a seguridad y defensa.

Hoy disponemos de soluciones con las que poder realizar un apoyo logístico en los almacenes, control de plagas y de las malas hierbas, tal y como hace el robot Dick. Pueden ser trabajos terrestres como aéreos, así como de recoger los cultivos mediante una cuidadosa selección del producto y de su estado de maduración, etc…

Desde 2016 se han multiplicado por 5 los proyectos y patentes registradas de robots agrícolas, lo que es un fiel indicativo del auge y el potencial de este sector. Estos proyectos requieren de potentes inversiones para su desarrollo, por lo que su implantación dependerá de ellas para convertirlas en una realidad dentro de la Agricultura 4.0.

En la actualidad los países que más invierten en automatizar los procesos de producción en el campo son China, Estados Unidos, Australia, Francia y España.

¿Qué es la Agricultura de precisión 4.0?

Cuando hablamos de la agricultura de precisión hacemos referencia al control permanente y exhaustivo de los factores y variables que condicionan las cosechas. Principalmente se centra en analizar cuestiones medioambientales y climatológicas, de la eficiencia en el regadío o del estado de maduración de las cosechas. En este último punto tenemos significativos avances, gracias a tecnologías como la Visión Artificial, capaz de comprobar, analizar y tomar una decisión en fracciones de segundo.

Beneficios y ventajas de los robots agrícolas

Son muchas las ventajas que ofrece la implantación de robots en la agricultura. De entre ellas podemos destacar cómo permiten realizar trabajos de precisión a la vez que optimizar los procesos.

Entre sus principales ventajas encontramos:

  • Realizar el control de sequías y plagas
  • Eficiencia en los regadíos y en el uso de herbicidas
  • Poder trabajar 24 horas al día los 365 días del año
  • Suplir la falta de mano de obra cualificada
  • Aumentar la producción de las cosechas
  • Luchar contra la sostenibilidad de los cultivos intensivos

Debemos de recordar que en la Expo Milano 2015, un gran número de países internacionales acordaron aumentar la producción de alimentos entre un 60-70% para el año 2050.

Tipos de robots agrícolas

Los robots agrícolas los podríamos dividir por su capacidad, por su forma o por la tecnología que emplean, sin embargo lo vamos a hacer en torno al medio en el que trabajan, es decir, los robots terrestres y aéreos.

Robots agrícolas terrestres

Son los robots que pueden trabajar tanto en el interior de un invernadero como en los campos de cultivo. Su objetivo, como ya hemos enumerado anteriormente, puede ser muy variado, aunque lo más habitual es que estén destinados a realizar labores de recolección o de reconocimiento de los terrenos.

Robots agrícolas aéreos

En los últimos años se esta dando pasos de gigante en el desarrollo de soluciones robóticas con las que realizar el seguimiento de una cosecha y del propio terreno desde el are. Para ello se utilizan drones y máquinas capaces de sacar información de los cultivos desde el aire, ya sea por medio de fotos, vídeos o recopilando datos. Sus aplicaciones son muchas, ya que son incluso capaces de realizar tratamientos con herbicidas de una manera más precisa y selectiva.

Sin duda la investigación y desarrollo de tipo de robots se está sofisticando cada vez más, y a pesar de que dista mucho para que se asemejen a los robots espaciales, su capacidad hace de ellos una herramienta que muy pronto se va a convertir en irreemplazable en el sector agrícola.